Limites y la libertad: Vamos a Valencia

Si cierro mis ojos e imagino mis limites personales, automáticamente los veo como una barrera de coral: en apariencia maravillosa y con el objetivo de protegerme que, pero en realidad es peligrosa, punzante y dolorosa.

En la vida cotidiana, los reconozco bien: los acepto, les doy las gracias por su intención protectora sin embargo no me adapto a su “querer”. Los limites personales son bastante sutiles, osaría decir, te conquistan con sus bonitas palabras, pero te esclavizan en su mundo, hecho de patrones establecidos por la sociedad en la cual uno se ha criado.

Te preguntaras, como sabes que estos límites no hacen parte de ti si son personales? Pues sin dudas son parte de mí, pero los escucho para luego convertirlos en aliados y no dueños de mí misma.

Mi recurso para ser más fuerte que ellos son mis pasiones y mis objetivos. A menudo no van muy de acuerdo con mis “amigos” limites.

Mi pasión mas grande es, como puedes imaginar, es viajar (clica aquí para descubrir mas)  y esta vez os quiero llevar a Valencia donde he conocido el movimiento de la libertad y la alegría.

Sigue leyendo →