¿Cómo visitar Cuba? Vamos a descubrirla

El malecon de la Habana

¿Cómo visitar Cuba? Los cubanos responderían que Cuba no es fácil.

Si decides vivirla como un cubano, te encontraras con toda una serie de dificultades que el cubano normalmente experimenta a diario y que, obviamente, al visitarla como turista, no encontrarías.

A continuación, te doy algunos pequeños consejos para que puedas visitar Cuba sin demasiados problemas y sin estrés.

 

VISITA A CUBA: LLEGADA A LA HABANA

Cuba y los años 50

En Cuba reina la calma y el optimismo, a lo que ya no estamos acostumbrados en un mundo globalizado: si no cambias el chip vas a correr el riesgo de estresarte mucho y arruinar tus vacaciones.

Crees que estoy exagerando, pero no es así.

Cuando ya tienes tu maleta y entras en la sala de llegadas, vas a encontrar un montón de cubanos que esperan a alguien de su familia que llega del extranjero. (Si quieres algunos consejos sobre cómo preparar tu maleta, lee aquí)

Hay caos, sí: los gritos de alegría de los familiares que ven a su familiar regresar, los abrazos, los taxistas que gritan «taxi, taxi» la ola de calor que viene de afuera y ese fuerte olor a petróleo que viene de los autos que están afuera esperando la llegada de los turistas.

NUNCA DIGAS QUE ES LA PRIMERA VEZ QUE VISITAS CUBA.

Otro punto importante sobre cómo visitar Cuba: cuando llegues, será lo primero que te preguntaran. Tienes que mostrarte seguro de que ya has estado en Cuba y seguramente tienes que armarte de tus habilidades de negociación.

 

TAXI

El taxi del aeropuerto al centro cuesta alrededor de unos 30 cuc y si te disparan una cantidad exorbitante porque te ven más o menos «con dinero» pues dile que la vez anterior te pagaste menos. No será fácil, pero será un buen ejercicio para comenzar tu experiencia cubana.

Teniendo en cuenta que normalmente se llega a La Habana alrededor de las 19.00 horas, te encontraras en un taxi hasta tu alojamiento, recorriendo las calles sin electricidad de la ciudad.

Los taxis están muy «vividos» pero la radio funciona y ya nos acoge, y aunque la electricidad no es lo mejor de Cuba, notaras una importante «electricidad» dentro de ti.

DÓNDE ALOJARSE

Casa particular de La Habana

En cuanto al alojamiento, te aconsejo que no reserves un hotel con antelación si realmente quiere visitar la Cuba de verdad. Aunque parezca un poco arriesgado, mi consejo es buscar una casa en particular directamente en el lugar para poder verla y negociar un poco el precio sin tener sorpresas desagradables. (En alternativa hay algunos operadores locales como Cubatur y uno italiano de confianza como Cuba Latin Travel si no te apetece).

En el centro, en la Habana Vieja, los precios son mucho más altos: hay posibilidades de alojarse en una casa, solo y así poder cocinar por tu cuenta, o tener una habitación con baño privado compartiendo las áreas comunes con la familia cubana.

ALOJAMIENTO FUERA DE LAS GRANDES CIUDADES

Visitare Cuba,Trinidad

Compartir una casa con una familia es aún más emocionante si decides alejarte un poco de la gran ciudad: a pocos kilómetros de la capital se encuentra el genuino cubano, el que todavía no tiene ese gran deseo de ir al extranjero a buscar la suerte y que no intenta engañar al turista sí o sí. Los cubanos que viven lejos de la ciudad pasan su tiempo libre sentados en una mecedora, a menudo en compañía de sus amigos o de hombres que juegan al dominó en la calle con su mesa.

Cotillean sobre los vecinos, hablan de la política exterior pero no de la política cubana. Sobre esa se puede hablar a puerta cerrada, en casa, siempre y cuando el casero quiera hablar de ello.

En cualquier caso, con la excepción de las casas muy bien equipadas, siempre hay un problema con el agua en Cuba: a veces no hay agua caliente y a veces no hay para nada.

Varios días me encontré duchándome con el bote del helado que iba rellenando de una cisterna. No me preguntes cómo lo hice, pero con el calor que hacía en Santiago, me iba bien tomar una ducha de lo forma que fuera.

Vamos a

SANTIAGO DE CUBA

Santiago di Cuba

Justo en el otro extremo de Cuba y originalmente la capital de Cuba, la llamada «Terra Caliente».

Te estás preguntando, ¿por qué?

En primer lugar, un calor mortal y, si vas en verano, a partir de junio será aún peor… imposible salir durante las horas de calor, cuando la temperatura ronda los 45 grados.

Otra razón para el atributo de tierra caliente es porque, en primer lugar, un importante acontecimiento de la revolución cubana tuvo lugar en Santiago, (el famoso asalto al Quartel Moncada), pero también hay que decir que su gente es muy pasional. Voy a hablar de esta ciudad porque es justo lo contrario de La Habana.

Aquí se respira mucha más pobreza: el cubano tiene menos contacto con los turistas debido a que no es fácilmente accesible.

Los vuelos internos son caros y el viaje en autobús desde la habana es interminable.

Santiago es una ciudad histórica, con playas hermosas a pocos kilómetros de la ciudad, con un cementerio muy famoso (ahora Fidel está enterrado allí también) y la famosa Basílica del Cobre.

Las personas que no se dedican al turismo son un poco tímidas, a diferencia de La Habana.

Casi tienen miedo de los turistas y muchos de ellos ni siquiera te mira a la cara, o, aunque hables un español perfecto, te dicen que no te entienden.

 

RACISMO CUBANO

 

Bueno sí, lamentablemente aquí como en toda Cuba se puede ser «víctima» del racismo, es decir, muchos lugares, como restaurantes y tiendas son sí, accesibles a todos, pero en todo caso el turista es mirado un poco mal. El turista según la mentalidad cubana tiene dinero, tiene la «yuma» (en la jerga cubana) y suele ser visto como un muerto de hambre, frecuentando sus lugares.

Incluso entre los cubanos hay mucho racismo, entre la gente del Norte y del Sur (como lamentablemente ocurre en muchos otros países) pero especialmente entre blancos y negros.

El cubano es a menudo y de buena gana envidioso además de racista: si ve que un compañero cubano está con un turista se convierte en su peor enemigo. (evidentemente envidia el hecho de que su compatriota tenga una economía diferente debido a la ayuda del extranjero).

Yo, por ejemplo, con mi ex cubano, no podía entrar en algunos hoteles «turísticos» para tomar un aperitivo: la excusa era que eran hoteles para turistas, y a pesar de mis explicaciones, no había manera de convencerlos.

 

DÓNDE COMER

Visitar Cuba

Para comer tienes grandes opciones: Los paladares son para turistas y te disparan precios totalmente europeos mientras que te sugiero que mires donde van a comer los cubanos, donde pagas en moneda «cubana», en moneda nacional y donde con 2⁄4 euros puedes comer muy bien y con calidad.

Evidentemente, como te decía anteriormente, puede que te encuentres en la situación de tener los ojos puestos en ti otra vez, pero te sugiero que actúes con naturalidad y como si fueras cubano.

 

DOBLE MONEDA

Lo absurdo de este país es que hay dos monedas: la del turista, Equiparata el dólar (cuc) y la del cubano, la moneda nacional.

Un cuc equivale a 24/25 pesos nacionales. El tipo de cambio puede variar dependiendo de si lo cambias en una «cadeca» (banco) o en el mercado negro.

Evidentemente, las instalaciones turísticas sólo aceptan cuc, mientras que los «restaurantes» cubanos y el transporte público sólo moneda nacional.

Así que te sugiero que cambies algo a moneda nacional.

Aquí viene lo absurdo: muchas tiendas de comestibles y artículos para el hogar donde los cubanos van a comprar tienen precios exorbitantes. Desafortunadamente, el bloqueo impuesto por los Estados Unidos hace posible que muchas cosas sean imposibles de encontrar o muy caras. Un champú puede costar 5 cuc y su salario es de 15 cuc al mes.

De aquí viene el hecho de que el cubano está en la «lucha» que está viviendo día a día luchando por comer y vivir lo mejor.

TRANSPORTES PUBLICOS

medios de transportes

Si deseas visitar Cuba como un «local» es imprescindible utilizar sus medios de transporte.  Puedes encontrar:

1) Camiones para transportar animales que realmente transportan personas

2) Autobuses, un poco viejos y tal vez se averíen durante el viaje

3) Barcos, si tiene que ir de un lado a otro

4) Mototaxi, y bicitaxi para viajar más rápido por el centro

5) Taxis compartidos

Si buscas comodidad estos medios no son para ti pero si buscas una experiencia única y visitar la verdadera Cuba te lo recomiendo.

 

VISITA A CUBA EN TAXI COMPARTIDO

El taxi compartido es una opción fantástica y muy utilizada en La Habana: tienen una placa de taxi en el salpicadero, (normalmente son coches de los años 50) se paran levantando la mano y, una vez parados, dices en la ventanilla, hacia el conductor, a dónde quieren ir. Si el taxi va en esa dirección te acepta y el costo es de 0.50 cuc.

Camion cubano

Si, por el contrario, decides coger el camión, el ahorro está asegurado, ya que con poco dinero en moneda nacional se pueden hacer largos viajes. La situación más común es que a menudo tendrás que sentarte en un banco de hierro en el camión o de pie.

Recuerdo una vez que estaba sentada en un camión y tenía una niña delante de mí mirándome fijamente en éxtasis: ver a una chica «diferente» a ella le causaba curiosidad y así me preguntó de dónde era yo… una ternura única y una ingenuidad increíble.

Mi Cuba linda, la llevo constantemente en mi corazón: una gran dama sensual y carismática pero también ingeniosa y divertida que puede con todo lo que tiene y nunca se da por vencida.

Así quiero ser, Cubita linda, y con los ojos llenos de descubrimiento como esa niña para descubrir la vida real.

La Habana y el Castillo del Morro

Aviso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web. Más información en nuestra Política de Cookies.